Carta abierta de una madre a Esperanza Aguirre sobre la “zona única educativa”

Cuando decidí solicitar plaza para mi hijo en un buen colegio público cerca de casa sabía que asumía ciertos riesgos: trabajamos los dos, con unos ingresos que no dan opción a puntos, como tenemos nómina, no hay nada en “B”, en la familia no tenemos ninguna minusvalía, mi marido no me maltrata, y mi hijo está sano (gracias a Dios).

Además, en el colegio de mi elección la demanda supera a la oferta, por lo cual, en mis circunstancias, pedir en primera opción un colegio bastante demandado, con buena fama, y bilingüe, implicaba el riesgo de quedarme fuera.

Pese a lo adverso de mi situación, tuve la suerte de obtener plaza en el Colegio Público de mi primera opción. Y ello porque contaba con los cuatro puntos de proximidad. En la lista de admitidos mi hijo obtuvo plaza con preferencia sobre otros niños que tenían puntos de renta, pero que no vivían en la zona.

Hoy (un año después de un proceso cargado de ansiedad e incertidumbre) tengo la suerte de poder llevar a mi hijo al cole a pie, de que tenga amigos en el barrio, de que comparta juegos en el parque después del cole con sus amigos que, además, son sus vecinos.

Si no hubiera sido por aquellos cuatro puntos de proximidad probablemente hoy mi vida sería una pesadilla de tráfico, polución, estrés y horas perdidas.

Vivo tranquila, pero otras familias tendrán peor suerte que yo. Porque nada de esto habría sido posible si, oh Lideresa, hubieras tenido antes tu disparatada idea de abolir los puntos de proximidad, para que Madrid sea “zona única educativa“. Es decir, que a la hora de elegir colegio, los puntos de zona (única “baza” de las clases medias) dejen de contar.

Anuncias esto en nombre de una supuesta “libertad“, (no me queda muy claro libertad para quién), porque, para los que queremos un colegio cerca de casa, la medida no hace sino restringir nuestras opciones.

Y vamos a partir de un punto esencial: actualmente los padres tienen libertad de elección. Es decir, los padres pueden presentar la solicitud para el colegio que deseen.

Ahora bien, únicamente en el caso de que la demanda supere a la oferta, el centro seleccionará a los alumnos de acuerdo con una clase de criterios: estos criterios son: 1)Renta: las familias con renta más baja tienen prioridad en la elección. 2) Hermanos en el colegio, 3) Proximidad al domicilio o lugar de trabajo de los padres (esto es lo que se quiere cargar Espe) y 4) Enfermedades del niño y otras cuestiones sociales como necesidades educativas especiales, etc.).

A pesar de los numerosos fraudes, la presencia del requisito de proximidad es una garantía para muchas familias de que van a obtener una plaza escolar en algún centro próximo al domicilio. Con ello, se evitan desplazamientos innecesarios, lo que traduce en contaminación para la ciudad y estrés para los padres. Incluso el transporte público es una opción demasiado cara en Madrid para los menores (el metrobús de los niños a partir de 4 años cuesta lo mismo que el de un adulto).

Muchos pensamos que el mejor colegio es el que está más cerca de casa. Por eso optamos por escolarizar a nuestros hijos en algún colegio cerca de casa al que puedan ir a pie, quedarse jugando en un parque cercano al salir del centro, tener amiguitos en el barrio, etc.

Hoy suspiro aliviada sabiendo que no me ha tocado a mí, pero si tu ocurrencia prospera, muchas familias acabarán con su día a día convertido en un infierno de levantarse a las cinco de la mañana para, tras sufrir un atasco que les ponga los nervios de punta, dejar al niño en algún colegio de la periferia (el único en el que le den plaza) para luego retomar la misma carretera saturada y al trabajo a seguir produciendo, que hay que levantar el país. Probablemente, al final de la jornada, el niño estará tan agotado que ni siquiera podrá hacer los deberes.

Todo este desgaste en nombre de una supuesta “libertad” que aún no tengo muy claro en qué consiste.

Gracias Presidenta, por convertir nuestra vida diaria en un infierno.

Fuente original de la noticiahttp://madrilonia.org/?p=1381

4 comentarios en “Carta abierta de una madre a Esperanza Aguirre sobre la “zona única educativa”

  1. María no te entiendo bien. ¿Estás a favor de la zona única o no lo estás? De momento lo que más prima es la cercanía y tener hermanxs en el centro, creo yo ???

    Bajo la libertad de elegir para padres y madres se están generando guetos que solo permiten elegir centro a unos pocos padres o madres. Es la escuela concertada la que decide con qué familias quiere quedarse y con cuáles no quiere. Y lo peor del tema es que mis impuestos están pagando esas escuela segregadoras y racistas.

    Aquí te dejo un enlace con una página en la que han recogido información sobre estos centros, algunos de ellos financiados con tus impuestos y los míos.
    http://defiendelapublica.wordpress.com/
    Yolanda

  2. Pues yo apoyo totalmente esta medida, y espero q se lleve a efecto en las admisiones para el curso 2012/2013. Si siguen contando los puntos por cercanía me quedo sin colegio, pues solo opto por uno en el que hay bofetadas para entrar.
    Además, qué carajo! los padres tenemos derecho a elegir a qué colegio queremos que vayan nuestros hijos.

  3. HOLA
    De acuerdo con Gema en que muchos padres eligen colegios concertados por el menor porcentaje de inmigrantes que acuden a sus aulas. No me considero racista, pero cuando he preguntado en algunos coles antes de elegir uno para mi hijo me he interesado por dicho porcentaje pero porque lo que busco es un cole que represente al barrio, a lo que hay en nuestros parques, en nuestras calles, y lo mismo que no quiero una burbuja para mi hijo tampoco un colegio con mayoría de población digamos ecuatoriana. Es real, conozco uno junto al que viví 8 años y a la entrada y salida sólo veía caritas de aquel país. Nada en contra, pero en aquel barrio (Batán) había muchos españoles que digamos llevaban a sus hijos a colegios concertados, en su mayoría religiosos. Ni aquellos ni éste me hubieran gustado por lo poco que representaban al barrio.
    Estoy de acuerdo en que muchos colegios optan por solicitar el bilingüismo en un intento desesperado por no perder alumnos o captar nuevos en 1º de E.S.O, por ejemplo. Y en el caso de institutos, tener adscrito uno o varios coles bilingües y no optar por esa opción resulta complicado. Escucho a muchos de mis compañeros comentar que los mejores alumnos van a los institutos bilingües (no hablamos de país de procedencia, sino de rendimiento) y que no ser instituto bilingüe supone quedarse con aquellos “peores” (me cuesta escribir esa palabra), digamos, con peor trayectoria académica, menor interés por los estudios o q
    menor capacidad de esfuerzo para seguir sus estudios en un centro bilingüe que se supone más exigente ¿? Perdonad, son sólo comentarios q circulan en el mundillo. También hay padres que te dicen que van a apuntar a sus hijos a un cole bilingüe porque allí no van inmigrantes porque exigen mucho ¿? y digo yo, qué tendrá que ver que exigan mucho, si hablamos de coles, y todos sabemos cuáles son los criterios de selección prioritarios, léase renta.
    A día de hoy el bilingüismo sigue sin convencerme, pero si quisiera optar por un cole bilingüe para mi hijo con mis 4 puntos de proximidad (o 2, según dónde) lo tendría difícil…
    Otra incoherencia…me confirman que ya hay alumnos que pasan a bachillerato en institutos bilingües en que el bachillerato no es bilingüe ?¿ me lo explica alguien?

  4. De nuevo nuestra Presidenta, defendiendo la supuesta libertad de los padres, nos perjudica una vez más, y lo que es peor perjudica a los alumnos. Entre el bachillerato de excelencia, los colegios bilingües, los concertados(en muchos casos ultrareligiosos, que siendo gratuitos cobran unas cuotas “voluntarias”), lo que hace es segregar y crear cada vez más diferencias. Ahora quitando la puntuación por proximidad desfavorecerá a muchos alumnos y provocará que muchos padres buscando esa excelencia o el bilingüismo, que tan bien están publicitando, acaben alargando aún más la jornada con interminables viajes a colegios lejanos, muchas veces en barrios “supuestamente” mejores, porque no hay población emigrante, porque no nos engañemos, en muchos casos se recurre a los concertados por este motivo. Y lo que es peor provocando zonas en las que los colegios no ocuparán plazas y otras que estarán llenas, no en función de la población, sino de la política de los centros, que para evitar su desaparición y captar nuevos alumnos optarán por el bilingüismo de la Comunidad de Madrid, del que no están muy claras las ventajas, y otras políticas que no deberían ser las defendidas por la escuela pública.
    Espero que la Escuela Pública sobreviva a todos estos ataques y que los padres terminemos por darnos cuenta de la manipulación en la que estamos inmersos. Ójala los educadores y dirección de los centros no se deje llevar y continúen haciendo la buena labor, que a pesar de las críticas, vienen realizando desde hace años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s