Bilingüismo en la Comunidad de Madrid

… Creo que la educación en la Comunidad de Madrid está cada vez más en manos de “liberales sin complejos”. Cosa que, por cierto, no ocurre de manera tan radical fuera de aquí. En muchas Comunidades gobernadas por el PP se mantiene un discurso educativo con un alto sentido social. Para los “liberales sin complejos” la desigualdad no sólo es algo natural sino que es socialmente conveniente y hay que fomentarla. Los privilegios están justificados y son los que impulsan el progreso; sin ellos se pierde el sentido de superación. Competir es eficiente. Ganar a otro es siempre un mérito. La generosidad, la fraternidad y la concordia hay que evitarlas porque disminuyen el espíritu emprendedor. En la lógica liberal la educación es un privilegio y adquiere todo su sentido si se traduce en títulos académicos que actúan como una muralla que protege y consolida una postura de dominio. Todo conduce, pues, a crear DOS sistemas educativos. Un sistema, el bueno, cortado a medida de los burgueses, pensado sólo para los que llegarán hasta el final, culminando su larga carrera con prestigiosos títulos académicos. Y otro sistema, para los demás, corto, mediocre y con salidas limitadas. Es el contraste entre ambos el que da valor al primero a costa del desprestigio del segundo. Naturalmente ideas coma la escuela inclusiva, la educación popular, la compensación educativa, el aprendizaje cooperativo, la formación a lo largo de la vida, el desarrollo comunitario,… no caen muy bien por aquí.

Esto de los institutos bilingües que comentas, Yolanda, tiene toda la pinta de ser una trampa para volcar el sistema educativo en el sentido liberal del que hablábamos antes. Aunque también es verdad, y esto me entristece, que todas las Comunidades, incluidas las gobernadas por la izquierda, más o menos, van en la misma idea.

A mi juicio, con todo este proceso existe el peligro de segregar a alumnos desde infantil y romper la idea, consagrada en la LOE (artículo 22), de que las enseñanzas básicas se ha de regir por el principio de “educación común y atención a la diversidad” y el de “normalización e integración” (artículo 71). Y que conste que esto no es nuevo y socialista y ya aparecía en anteriores leyes educativas como la Ley General de Educación de 1970, en tiempos de Franco. También creo que está en peligro la permanencia en vigor del principio de la “escolarización equilibrada” de los alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo (artículo 87).

Personalmente hay muchas cosas que me cuesta admitir de manera sumisa. Me cuesta admitir que haya secciones dentro de los institutos en las que la admisión es discrecional del director. Me cuesta admitir que haya institutos con denominaciones diferentes unos de otros.

Yo creo que nos están colando goles por todos los sitios. Ya han hecho de manera encubierta rankings de centros, aunque lo prohíbe explícitamene la LOE en su artículo 147. Por ejemplo, con todo descaro la Presidenta inauguró el curso en un colegio diciendo que era el mejor en las pruebas de Primaria y que gracias a eso había aumentado la demanda en un 86%. Ya han creado dos títulos de la ESO diferentes, con la trampa de las menciones honoríficas. Viendo estas cosas cada vez me acuerdo más del libro de Álvaro Marchesi: “¡Qué será de nosotros los malos alumnos!”

Ya se han cargado los CAP donde podíamos cooperar los centros de la zona e implicarnos los profesores en proyectos comunes y formarnos haciéndolo de manera cooperativa. Ya hemos podido ver cómo están primando criterios sectarios en muchos nombramientos. Ya han conseguido enfrentar a los centros y a los profesores unos con otros. Ya han conseguido que cale la idea de que lo que tienen que hacer los centros es competir por los buenos alumnos y rechazar a los malos por todos los medios, incentivando así la exclusión social y de rebote creando un ambiente bastante odioso en la profesión.

Por otro lado, poner el acento de la calidad de la educación sólo en el bilingüismo es muy peligroso porque la competencia en idiomas extranjeros está perfectamente correlada con el nivel socioeconómico. Y esto suena a trampa clasista. Por supuesto que los centros escolares tienen que dar oportunidades a los niños y jóvenes de aprender idiomas, ¡faltaría más!, pero también de hacer deporte, música o teatro, aprender oficios, informática, viajar, convivir solidariamente,…. La educación es dar oportunidades. Pero ¡para todos! y ¡con todos! Recuerdo el ilusionante lema con que se inició el debate de la LOE: “UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD PARA TODOS Y ENTRE TODOS.”

Además todos los estudios serios, como PISA, demuestran que las medidas segregadoras no benefician al sistema en su conjunto y crean mucha infelicidad. No es verdad que no haya más alternativa para mejorar los resultados del sistema educativo que la vuelta a esquemas selectivos, clasistas y autoritarios, en un retorno a no-se-qué paraíso educativo perdido que nunca existió en España en donde el año 70 sólo llegaba la universidad el 3% de los jóvenes. No hace falta viajar a Finlandia para saber que hay medidas y estilos de enseñanza que son eficaces para educar a todos dando a cada uno de los alumnos una atención personalizada, sin segregar ni competir. Lo que pasa es que un buen sistema educativo (en calidad y equidad) cuesta dinero, formación y esfuerzo de los profesionales, de las administraciones y de la sociedad. Es mucho más fácil disminuir el gasto educativo, privatizar y … hablar de tarimas.

El problema para los centros y para los profesores es que nos están poniendo en una tesitura de tragar o ir a un agujero sin fondo. Muchos echan cuentas y prefieren tragar con amargura para no perjudicar a sus chavales y a sus compañeros más próximos. Leyendo tu comentario, Yolanda, estoy desasosegado porque veo que la gente no es consciente de que nos están metiendo en dinámicas venenosas en las que hagas lo que hagas te sientes fatal. Me gustaría poder trabajar en una ambiente en el que se pudiese ser “educador” con dignidad y alegría, sabiendo que contribuyes a algo noble compartiendo con compañeros de los que aprender y con los que colaborar.

A.

Fuente original: http://educacion-orcasur.blogspot.com/2009/10/ilustracion-mas-vale-cooperar-que.html

 

En esta página podréis encontrar un informe serio sobre el tema que han escrito en la FAPA (Federación de Asociaciones de Padres) Giner de los Ríos así como otros artículos sbre el tema y varios comentarios (quizá no tan serios, algunos).

 

Os dejo un enlace con otro AMPA que también se cuestiona el tema: http://bit.ly/bztyEE



Anuncios

10 thoughts on “Bilingüismo en la Comunidad de Madrid

  1. He estudiado en un colegio e instituto bilingüe y, aún a riesgo de que se me ponga a parir, debo decir que defiendo el sistema. Soy andaluza y no sé cómo se llevará este proyecto en Madrid pero en ningún momento me ha parecido que nos segregasen. He tenido amistades tanto entre los bilingües como entre los que no lo eran y ninguno de nosotros se ha sentido diferente, especial, superior ni olvidado. Si se imparten clases de refuerzo y se realizan adaptaciones curriculares para aquellos alumnos con mayores dificultades, ¿qué diferencia hay en ofrecer mayor nivel en inglés a estudiantes más capacitados o más interesados en dicha asignatura?

  2. Gracias Lidia; Mensajes de apoyo como el tuyo nos ayudan a seguir trabajando para que el debate nos enriquezca desde todos los puntos de vista posible. Ojalá animes a más gente a dejar aquí su opinión.

  3. Anna, completamente de acuerdo contigo. Somos la nueva gente rica que confía en tener hijos e hijas calificados de “excelencia”. Lo que le pase al resto no es nuestro problema. En la Comunidad de Madrid no estamos indignadxs. Somos gente con una escuela y una sanidad “excelente”. Triste pero cierto.

  4. Buf! Es todomuy complicado y muy sencillo, a la vez; tan sencillo como poner dinero encima de la mesa.
    En la escuela, realmente, hay muchas actuaciones de excelencia si, por ejemplo, los grupos fueran de 18 niños (y no de 25, 26 o 27).
    Podrían aprovechar en condiciones las enseñanzas en inglés pero también las ya “habituales” más todo lo que le va cayendo a la escuela y que debería ser de las familias.
    También habría que no olvidar los materiales manipulativos, y más en Primaria, donde todo es tan concreto, para cambiar absolutamente todo al entorno virtual.
    Y haría falta ese dinero también para hacer una verdadera integración de calidad de los alumnos con dificultades o con NEE porque nadie puede creer que lo que se está haciendo es integración de verdad, ¿no?. Faltan muchos maestros de apoyo, refuerzo y desdobles de grupos.
    Como veis, casi que el bilingüismo no es el mayor de los problemas del sistema educativo.
    Sin dinero, la segregación económica es tan vigente hoy como hace 100 años: los que pueden, siguen eligiendo pagar para asegurar el futuro de sus hijos.
    A los demás nos venden la burra de que tenemos derecho a la educación: sí, como al trabajo o a la vivienda.

  5. NOTA INFORMATIVA SOBRE LA CAMPAÑA PUBLICITARIA DE LA COMUNIDAD DE MADRID PROMOVIENDO LA MATRICULACIÓN EN CENTROS BILINGÜES (Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Madrid)

    Queremos manifestar nuestra indignación ante el tratamiento que sistemáticamente reciben los centros docentes públicos, y por tanto sus profesionales, por parte de la Consejería de Educación.

    En esta ocasión se debe al hecho de despilfarrar 2 MILLONES DE EUROS de dinero público en una campaña promocionando la elección por parte de las familias de un centro bilingüe, cuando éstos solo son una parte (en torno a la cuarta parte) de todos los centros docentes de la Comunidad. Campaña absolutamente innecesaria cuando es un programa cuya implantación comenzó hace años y es de sobra conocido por las familias, de hecho los centros bilingües reciben sistemáticamente tan elevado número de solicitudes que sobrepasan el de vacantes.

    Este gasto, no solo resulta innecesario y escandaloso, en época de crisis y recorte presupuestario, sino que además resulta gravoso con respecto al resto de centros docentes públicos. (Téngase en cuenta que este programa no solo está implantado en los centros públicos sino que también se realiza en centros privados concertados). Se deja en el abandono a la mayoría de los centros públicos que no tienen la suerte de que la Consejería se gaste un céntimo en promocionarlos. Además, se traslada a la opinión pública la sensación de que los bilingües ofrecen mayor calidad, cuando precisamente, si nos atenemos a que el eslogan de la campaña contiene un error gramatical tal que sorprende al alumnado con cierto nivel de conocimiento del inglés, no ya digamos bilingüe.

    Y como siempre la Consejería no acepta críticas fundamentadas: “Se trata de un eslogan publicitario” y la creatividad “es una de las mejores de los últimos años”, dijo Educación. Pues bien, cuando alguien desea publicitar algo con el deseo de obtener una mejora para lo anunciado, debe esforzarse por no solo por ser fiable sino sobre todo por parecerlo.

  6. Bernardo, lo que describes no es un supuesto, es una realidad. Esta discriminación no ha pasado una vez sino muchas. No todas ha terminado con el final “relativamente” feliz que describes. Si el caso se alarga y le autorizan a pasar en febrero ¿con qué nivel se va a reincorporar? ¿Se dará el curso por perdido? ¿Cómo va a ser la relación de padre y madre con el equipo directivo? y lo más importante ¿cómo puede afectar al alumno o alumna haber vivido esta situación?

    ¿Es de verdad necesario segregar a los alumnos en distintas aulas cuando se abre un centro bilingüe? En mi opinión no es necesario. Se puede reducir el número de alumnos por aula con desdobles y con profesorado de apoyo suficiente para que los resultados sean aceptables.

    Si se ha propuesto poner en un grupo a los y las que “valen” para estudiar y en otro a los y las que “no valen” es porque a la administración madrileña le interesa y cree en ese sistema.

  7. Menos mal que las leyes educativas como la LODE y la LOE ponen ciertas garantías que espero hagan descarrilar este disparate de los institutos bilingües. Pongamos el siguiente caso:

    Un padre tiene mucho interés en que su hijo estudie en un Instituto bilingüe. Imaginemos que lo consigue después de superar el proceso de escolarización, pero hete aquí que el equipo directivo no lo incluye en la sección bilingüe como a su primo. El padre sabe que el hijo de su cuñada sí ha entrado en estas enseñanzas tan selectas. El padre se siente humillado y tratado injustamente. Se mueve. Va a la inspección. Se asesora y recurre en los tribunales alegando discriminación arbitraria ya que no ha habido criterios objetivos detrás y siente que están lesionados sus derechos fundamentales. Llega un juez y le da la razón al padre, como es lógico. Se impugna todo el proceso… ¡¡Bien!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s