Biblioteca de aula de las ardillas

Hoy os voy a hablar de dos cuentos fantásticos, que tratan de personajes fantásticos, personajes distintos al resto, cuya diferencia es precisamente lo que los hace fantásticos.

Uno es “Mi tía es verde” de Xosé Cermeño ilustrado por Avi y el otro “La historia de Dracolino” de Begoña Itarrola con ilustraciones de Santiago Aguado.

En el primero, se cuenta la historia de la tía Juliana, que desde pequeña era verde y nadie sabía por qué, era un caso único en el mundo, y los médicos trataron de evitar que fuera verde, hasta que un día… su mamá, su profe y ella misma decidieron que no importaba ser verde, ahora sus sobrinos opinan que jugar con ella es muy divertido.

En el segundo, la (historia) de Dracolino, que era un dragón que prefería cantar a lanzar fuego por la boca. Sus padres no lo entendían y al principio se enfadaron con él y eso le hacía sentirse mal, hasta que un día… “sus padres al fin aceptaron que su hijo era diferente, Dracolino había encontrado su camino y era feliz”

Los dos cuentos nos hacen ver que a veces, somos diferentes o lo son otros, pero esto no es un inconveniente, es cuestión de aceptarnos y sentirnos queridos o de aceptar y  hacer que se sientan queridos los demás. ¿ Os imagináis tener una tía verde y divertida? ¿O que un dragón sobrevolase nuestros tejados silbando hermosas canciones?

En la diversidad podemos encontrar la felicidad y leer estos dos cuentos nos ha servido para tratar el tema de una forma sencilla para el niño, os los recomiendo.

Carmen, mamá de David.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s