Biblioteca de las Ardillas –

Otro de los cuentos “40 cosas que solo hacen los abuelos” de Harriet Ziefert con ilustraciones de Amanda Haley de la editorial SM, es un cuento muy ameno en el que las ilustraciones cobran gran protagonismo al representar las 40 cosas que el texto define con unas pocas palabras. Incluye curiosas definiciones para un abuelo como “cajero automático” o “mayordomo” pero la cosa que a mí más me ha gustado es la que ilustra la portada “repartidor de cariño”. La imagen de un abuelo sentado en el sofá con su nieta en el regazo besándole la mejilla, me ha hecho recordar lo bien que siempre lo pasaba con mis abuelitos, le he preguntado a mi hijo que es lo que más le gusta de sus abuelos y me ha contado que del Abuelo lo bien que toca la gaita y del Yayo cuando le rasca la nuca.Cuando leamos “41 cosas que solo hacen las abuelas”, otro título de la colección, le preguntaré que le gusta de sus abuelas, mientras tanto os lanzo una pregunta a vosotros:

¿ Qué cosas hacen los abuelos? A ver si llegamos a 100, seguro que sí, colaboran tanto en el cuidado de nuestros hijos…

Carmen, mamá de David

Anuncios

2 thoughts on “Biblioteca de las Ardillas –

  1. Deciros que estoy de acuerdo en todo lo que habéis dicho en el tema de los abuelos y las abuelas. En nuestro caso “la abuela” vive en otra ciudad y como ya os dije en algún otro comentario anterior hemos compartido la experiencia de cuidar gusanos de seda. Los de la abuela se portaron fenomenal, los nuestros también. Ahora a ver qué mariposas llegan las primeras. Hay que llamar a la abuela y preguntarle, todas las noches, por si acaso los suyos ya han salido del capullo. Y tendremos huevecitos, y los cuidaremos y seguiremos construyendo y compartiendo historias de ayer y de hoy.

  2. Mil gracias, Carmen, por tus escritos. Vamos a ver, ummm, cosas que hacen los abuelos (y abuelas, claro)…

    – Ser los compinches de nuestros hijos. Creo que la relación abuelo-nieto es la asociación natural por excelencia.
    – Repartidores de cariño, esa es total.
    – Muchas veces son más cercanos y accesibles que los propios padres.
    – Son una referencia vital para los niños. Tan cercana como la de los amigos, tan profunda como la de los padres, extrae lo mejor de ambos mundos.

    Venga, lo dejo aquí. ¿Alguien continúa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s