Educar para la Igualdad

“Igualdad de derechos, de oportunidades, sin discriminación, y respetando las diferencias”. Esta fue una de las frases que más se repitio en la sesión del pasado martes, 18 de noviembre, sobre Educación para la Igualdad y Prevención de Violencia de Género

Y a propósito de la coeducación, quiero proponeros que veáis este magnífico vídeo. Sirenito. Un corto de Proyecta Films, dirigido y producido por Marisa Crespo y Moisés Romera,  que ha sido seleccionado o finalista en más de 100 festivales y galardonado en diez ocasiones.

El corto narra la historia de Saúl, un niño de cinco años que vive apaciblemente su vida hasta que decide vestirse de Sirenito para la fiesta de disfraces de su colegio. Esther, su madre, empieza a preocuparse, especulando sobre la futura tendencia sexual de su hijo…

Anuncios

2 thoughts on “Educar para la Igualdad

  1. Gracias por el vídeo, muestra claramente como al final, intentamos dirigir a nuestros hijos/hijas. Respecto a lo que comenta Jesús, yo tengo un hijo de 3 años, y este verano estuvimos de vacaciones con unos amigos que tenían una niña que jugaba a ponerse tacones de princesa y mi hijo, por su puesto, también se los quería poner, en ningún momento se lo impedimos y disfrutó de lo lindo caminando con los tacones todo el día. A mí no me preocupa ni me hace pensar en sus posibles tendencias sexuales, porque tan pronto se pone mi bolso como se dedica a dar patadas a un balón o a jugar con coches y camiones. El problema es que como ya comentamos en la charla alguien le haga sentirse mal, en nuestro caso nadie hizo ningún comentario negativo y les pareció divertido, porque la verdad es que mi hijo es bastante corpulento y con los tacones estaba de lo más gracioso, pero intentaría que en cualquier caso fuera él mismo quien decidiera lo que que se quiere poner, porque si no al final les estamos llevando a hacer esa distinción entre cosas de hombres y mujeres.
    Un saludo,

  2. Gracias, Chelucana. El vídeo está muy bien, pero como casi siempre está enfocado para analizar la actitud de los progenitores (no voy a decir padres 😛 ) y el final es un “alivio” para ellos. Pero…

    ¿Qué habría pasado si Saúl DE VERDAD quisiera ir de Sirenito, del Sirenito que pensamoso todos? Me encantaría leer vuestras opiniones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s