¿Niños y Niñas Inapetentes?

nina-comiendo.jpgFuente: Pilar Portero para El Mundo, La Revista: Mi niño no come

Texto basado en el libro Mi niño no me come de Carlos González

PAUTAS ORIENTATIVAS PARA PADRES DE NIÑOS QUE, APARENTEMENTE, NO COMEN BIEN

ver vídeo entrevista a Carlos González
Ricardito no me come nada de Luis M. Pescetti

1 No obligar nunca a comer a un niño. Un adulto puede que se niegue a probar bocado por los dictados de la moda pero a un crío aún no le pesan las normas sociales. Por tanto no se debe insistir en que el niño trague a toda costa.

2 Cuánta cantidad de comida es necesaria. Cada uno de nosotros necesita un aporte calórico distinto, razón por la que la alimentación no puede tomarse como una ciencia exacta. Unos zampan como elefantes mientras otros comen como pajaritos. ¿Por qué entonces se intenta medir a los niños por el mismo rasero? Un niño de año y medio puede que necesite comer la misma cantidad que un bebé de nueve meses.

3¿Seguro que no come nada? Para la mayoría de los padres no comer nada significa que su hijo no engulle lo que ellos creen que necesita. Quizá si su medida fuera medio plato en vez de uno repleto hasta el borde cambiaría su percepción.

4 Los que de verdad no comen. Las enfermedades y los celos provocan un rechazo a la comida que suele ser transitorio y una vez solucionado el problema regresa el apetito.

5 El trabajo de mamá. El regreso laboral de mamá origina en ciertos bebés una negativa a alimentarse si no lo hace su madre. Pueden no consumir nada en ocho horas y luego ponerse las botas cuando ella regresa.

6 Un asunto de honor. Los padres, sobre todo las madres, suelen vivir la inapetencia como un agravio personal. Otras consideran un deber atiborrar a su hijo.

7 Culpabilidad. Frustración y un terrible sentimiento de no saber cumplir como lo hicieron con ella, fustigan a muchas madres para quienes la hora de la comida es un calvario.

8 Niños incomprendidos. Imagínese qué pensará su hijo. Él, que sólo cuenta con el cariño de sus padres, de repente se ve atacado por aquellos en quienes confía, que insisten en cebarle cuando ya no le entra más y encima se enfadan y le gritan.

9 La prueba definitiva. Coma en proporción a lo que da a su hijo. Si el niño pesa 10 kilos y engulle un plato, tráguese usted cinco o seis raciones. Seguro que revienta.

10 Pecho “for ever” y a libre demanda. La leche materna es el alimento más completo y nutritivo. Si el niño no pierde peso es conveniente alargar la lactancia hasta el año o los dos años. Siempre sin imposición de horarios, porque él ya lo pedirá cuando lo necesite.

11 Las papillas. Nunca se debe sustituir el pecho por la infundada creencia de que los cereales alimentan más. Cuando los niños ya degustan papillas hay que saber que casi ninguno logra terminarse la medida recomendada porque es simplemente una orientación, no un dictado.

12 Horror a las verduras. El pequeño estómago de los niños admite pequeñas cantidades, o sea, muchas calorías en poco volumen. Las verduras contienen mucha fibra y escasas calorías, por lo que les enguachina pero no les sacia. Apenas unas cucharadas serán suficientes para que le saquen el gusto.

13 La papilla de frutas. Con las frutas viene a suceder lo mismo que con las verduras. Si el crío las rechaza pruebe a darle una manzana a mordiscos o una pera en trocitos, por ejemplo. Las recomendaciones y mezclas frutales del pediatra no tienen por qué ir a misa.

14 Respetar el sueño. Algunos padres enchufan a sus hijos el biberón mientras éstos duermen y después se quejan de que no comen cuando están despiertos. ¡Pero si ya se han alimentado!

15 Chucherías prohibidas. Al margen de que el niño coma o no coma, los dulces y las famosas chucherías sólo una vez al año para que no hagan daño.

16 La crisis del año. Justo a los 12 meses se frena la velocidad de crecimiento y por tanto no precisan la misma cantidad de alimento. A partir de los cinco años aumentarán el gasto energético y las necesidades.

17 El perceptil. Las gráficas de peso traen fritos a los padres. En cada país se elabora una distinta y nunca coinciden entre ellas. ¿Quiere eso decir que según el lugar del mundo en que pesen a su hijo estará por encima o debajo de la media?

18 Defensas infantiles. Los más pequeños se defienden ante la indigesta ofensiva paterna a base de hacer bola, escupir e incluso vomitar. Nunca se niegan por capricho. Evolutivamente los críos tienden a rechazar los sabores desconocidos por simple supervivencia.

19 Un dragón llamado alergia. La alergia puede provocar la negativa del niño a ingerir ciertos alimentos como la leche, el gluten, el huevo o cualquier otro incompatible con su inmaduro organismo. Por eso es conveniente no obligar a comer.

20 Estimulantes del apetito. Los tónicos estimulantes contienen psicofármacos que actúan sobre el centro cerebral del apetito y su efecto desaparece en cuanto se deja el medicamento. Poco aconsejables salvo excepciones.

21 Cómo introducir los alimentos. A partir de los seis meses se pueden ir probando nuevos sabores con gran precaución y muy lentamente.

22 Estrategias. No guardar la comida para la cena. Ponerle en el plato sólo lo que suela tomar aunque sean tres cucharadas, si tiene hambre pedirá más. Evitar las broncas y los sobornos.

23 Vegetarianos. Cuando los padres son vegetarianos los niños pueden vivir perfectamente con una dieta ovo-lacto-vegetariana.

24 Acostumbrarse a comer de todo. Obligarle a comer un determinado alimento es la mejor forma de lograr que lo odie para el resto de su vida. Si no se le fuerza acabará probándolo.

25 Comer solo. Un niño se puede negar a comer porque quiere meterse él mismo el alimento en la boca y no se lo permiten. Aunque se estire la hora del almuerzo y ponga todo perdido es preferible concederles cierta independencia.

ACTUALIZACIÓN (19/11/08): Gracias a un debate sobre “normas en los comedores escolares” en donde he aludido a este decálogo, el pediatra Carlos González ha podido aclarar que no es autor de las anteriores recomendaciones, aunque cláramente aluden y están basadas en su libro Mi niño no me come.  La fuente original aparece modificada al principio del artículo. Subsanado el error, muchas gracias, Carlos, por el amable comentario.

Anuncios

18 thoughts on “¿Niños y Niñas Inapetentes?

  1. Lidia, tengo un hijo de 9 años también y lo que dices es exactamente lo pasa con él. No come, todo le da asco y en 3 horas se logra comer como 4 cucharadas de arroz y no mas de 100gr de carne asada. No toma jugos ni gaseosas ni golosinas ni nada dulce. sólo 1/2 vaso de agua al almuerzo. La leche del desayuno aprox. 180ml y 3/4 de tostada con mantequilla(no acepta ninguna otra cosa) se demora fácilmente 1 hora.
    Bueno, han pasado casi 2 años desde que pusiste tu comentario. Has visto algún cambio? A mi ya me pone los pelos de punta y no sé qué hacer con él.
    Gracias. Saludos.

  2. Hola, entre en este sitio por que no doy más, tengo una hija de 9 años que me desespera, le sirvo la comida poca en realidad, por ejemplo unas seis cucharadas de arroz y un guiso ( estofado) la misma cantidad que la del arroz,y una ensalada (lechuga 3cucharadas) pueden pasar facilmente dos horas y ella tiene la comida en la boca y no la masca ,no la pasa,la comida se enfría, todos terminamos, y yo soy la única que estoy al lado de ella diciendo …come,por favor masca lo que tienes en la boca,pasalo….prepara otro bocado…
    Es así con todas las comidas le guste (preferida) ó no, y si me pregunta como es ella le digo es delgada 36kg. y de aspecto pálido lenta para todo,con sueño ó flojera, para jugar si tiene ánimo. Antes le daba en la boca y la precionaba para que mascara rápido (masca mucho la comida y luego le dá asco).
    En el desayuno descanzo un poco por que le encanta la leche pero el pan pequeño(lo come si,pero se demora) facil 40 minutos ó lo deja .
    La colación del colegio la deja, (jugo y galletas, una porcion )(come la mitad) el almuerzo es una tortura para mi y luego a la noche la leche y el pan ( lo mismo de la mañana ) y ha acostarse por que al otro día hay colegio. Al final le puedo decir que no le gusta comer,por ella no debe existir la hora del almuerzzzzzo…..hahhhaaaaa………

  3. ¿Y cuándo toca, Ana? ¿Cuando le apetece al niño, a la madre, cuando pueden, cuando dictan los hábitos familiares, los horarios escolares, las costumbres culturales? ¿En horario europeo, americano, estilo inglés, español,…? ¿Obligarles cuando toca, no es lo mismo que obligarles a comer?

  4. Creo que cuando decimos que ‘mi niño no come nada’ deberiamos cuantificar absolutamente todo lo que comio en el dia y seguramente nos asombrariamos de todo lo que comio. El problema muchas veces es las cosas que comen a deshoras y claro llega el momento de la comida y no quieren comer. Esto le crea frustracion a mama que no se esta dando cuenta de que desde la comida anterior el nene comio un yogurt, un zumo, una galleta, unas chuces…..
    Efectivamente no se debe obligar a los niños a comer, lo que se debe hacer es obligarles a comer cuando toca. Especialmente a los ‘niños inapetentes’ los que comen mucho comen siempre.

  5. Hola:

    te dire q tengo 9 años,estoy biendo estas imajenes pq quiero aser un correo electronico donde salen los flacos ñpobres y los niños con oportunidades de comer verduras y cosas ricas la dejan.bueno a lo q boy,te dire q encuentro estupido y sin sentido lo q escribiste y n es berdad q no hay q obligar a los niños a comer pq si no los obligas se te pueden hasta morir.(ejemplo) esto es berdad,yo tengo una compañera q cuando estabamos en 1ºB estaba relenita y super bien (NORMAL) y todo el 2º año se fue a otro colegio (los conquistadores) despues el 3 año bolvio y la mamá la inscribio en la beca del colegio y el año pasado (2008)no se comio su comida,pero inmajinate q no se comio su comida durante todo el año, y este año es lo mismo :@.
    asiq no estoy segura de q sea berdad lo q dices y no me gusto lo q escribiste

  6. Gracias por la aclaración, Carlos, y lamento el trastorno que supone tener que dejar comentarios en cada blog y página web. En cualquier caso, es un honor tu visita a esta página. Saludos.

  7. Hola

    Debo aclarar que yo no he escrito estas pautas. Parece que alguien ha intentado hacer un resumen de mi libro.
    Saludos cordiales
    Carlos González

  8. bueno , les agradesco mucho mi pregunta es acerca de un niño de 11 años que es muy inapetente y se desgasta mucho para tanto deporte que hace y toda la actividad fisica de todo un santo dia , tiene muy baja talla y peso y parece un niño de 7 o 8 años , les agradeceria mucho su respuesta , muchas gracias

  9. bueno ,gracias por este espacio me encuentro muy angustiada por que mi niño de 11 años no come practicamente nada y es muy fanatico al futbol y se desgasta demasiado lo mas preocupante es que no se esta alimentando bien para lo que se desgasta diariamente , y ademas esta muy bajo de peso y estatura que sin exagerar parece un niño de 7 o 8 años mil y mil gracias les agradeceria su respuesta

  10. Hola, Johanna. Pues enhorabuena por tu bebé. Antes de nada quiero decirte que este es un espacio de intercambio de opiniones entre padres y madres y no de profesionales de la salud. No me parece prudente que formules tu consulta en la web y menos aún que confíes en las respuestas que te podamos dar cualquier desconocido.

    El peso de tu bebé no se puede interpretar con un dato aislado sino que debes valorar su evolución desde el nacimiento para determinar si es adecuado o no. Por lo que dices, supongo que a partir de los 4 meses comenzaste a introducir alimentación complementaria y ahí empezaron los problemas. Deberías acudir a tu pediatra para descartar intolerancias o alergias alimentarias. Los estimulantes del apetito, como la ciproheptadina (principio activo del trimetabol) están contraindicados para menores de 2 años, es un psicofármaco con importantes efectos secundarios. Si tu hija sigue rechazando la comida después de la gastroenteritis, no necesita un estimulante del apetito que le haga comer aquello que no tolera. Es decir, o está enferma o tiene alguna alergia alimentaria. Deberías ir al pediatra y que te remita a un alergólogo. Si toma leche materna, ofrécele con frecuencia y evita otros alimentos hasta que averigües cuál es el problema. En ese caso, tal vez te resulte útil ponerte en contacto con algún grupo de apoyo a la lactancia materna http://www.llli.org/WebIndex.html

    Espero que todo se solucione. Un saludo.

  11. hola tengo una bb de 9 meses y pesa 6300 desde los 4 meses tuvo problemas con la comida o leche es demasiado inapetente y hace un par de dias estuvo con gastroenteritis con vomitos y diarrea y a dejado de comer por completo ya esta sana y nada rechaza la comida estuve dandole trimetabol 2 semanas hasta q se emfermo y se lo suspendi .

  12. Y SI OS APETECE PENSAR…REFLEXIONAD SOBRE ESTA CITA QUE OS REGALO: “LOS NIÑOS TIENEN MUCHO QUE APRENDER PERO PARA ELLO LOS MAYORES TIENEN MUCHO QUE DESAPRENDER”

  13. SE ME OLVIDABA,… UNA BUENA FUENTE DE CALCIO: LAS ALMENDRAS. NO OS PARECE UNA EXCELENTE OPCIÓN PARA EL ALMUERZO DEL COLE?

  14. ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN PUEDEN CONSIDERARSE SINÓNIMOS? CREO QUE UN NIÑO/A PUEDE INGERIR DETERMINADA CANTIDAD DE ALIMENTOS Y ESTAS BIEN NUTRIDO POR LO QUE OS ACONSEJO QUE JAMÁS OBLIGUÉIS A COMER, ES UN HÁBITO MUY IMPORTANTE, SOBRE TODO EN LA EDAD INFANTIL, QUE CONLLEVA CANTIDAD DE HÁBITOS Y ACTITUDES QUE CONDICIONARÁN SU ALIMENTACIÓN FUTURA Y POR TANTO EN SU VIDA PORQUE SOMOS LO QUE ABSORVEMOS DE LO QUE COMEMOS. NO OLVIDEMOS QUE LOS MOMENTOS DE LA COMIDA DEBEN SER DE BIENESTAR Y DE DISFRUTE, ES UN ACTO SOCIAL EXPLÍCITO Y UNA NECESIDAD CORPORAL QUE HA DE SER EDUCADA MEDIANTE BUENOS HÁBITOS, NO ES UNA OBLIGACIÓN. TAMBIÉN QUIERO DESTACAR LA IMPORTANCIA DE LA LECHE MATERNA (EL CALOSTRO) YA QUE ES LA PRIMERA INFORMACIÓN QUE EL BEBÉ RECIBE DE MANERA NATURAL:MOMENTO DE ALIMENTACIÓN,DE APEGO,DE RELAJACIÓN… QUE VAN A REPERCUTIR EN SU DESARROLLO INTEGRAL. VER MÁS EN… http://www.embarazo.sutterhealth.org/breastfeeding/bf_production.html
    CUESTIONES CURIOSAS QUE SE ME OCURREN…¿ POR QUÉ OBLIGAMOS A UN NIÑO/A A TERMINAR EL YOGUR SI LA CANTIDAD DEL ENVASE ESTÁ PREPARADA PARA UN ADULTO? O ¿ POR QUÉ SOMOS EL UNICO SER VIVO QUE SEGUIMOS BEBIENDO LECHE DESPUÉS DE LA MATERNA?, ¿REFLEXIONAMOS?

  15. Hola, Sara

    ¡Como me alegra leer tus comentarios! Yo también creí que mis hijas eran inapetentes hasta que leí a Carlos González y a Julián Lirio. Creo que es una cuestión de expectativas. Tal como dice Carlos González, “la inapetencia es la diferencia entre lo que come un niño y lo que sus padres esperan/desean que coma”.

    Leyendo tu comentario, he recordado la cantidad de cosas diferente que he hecho para respetar las apetencias de mis hijas y ofrecer una dieta equilibrada al mismo tiempo. ¿Te animas a crear un post conjunto con tus sugerencias y las mías?

    ¡No dejes de participar!

  16. Pues sí. Yo soy una de esas mamás que muchas veces se ha quejado de que su hija no come bien. Y seguramente como muchas otras he leído muchas cosas sobre el tema, entre otras el libro de Carlos González. Y sí, tiene razón en muchas cosas, sobre todo me gusta su concepción del niño, lejos de la imagen actual del pequeño tirano que parece que vomita lo que le sobra sólo para poner a prueba la paciencia de los padres. De todas formas, si alguno de vosotros tiene un hijo, de esos que seguramente sin razón decimos “que come mal”, entenderá porqué se ha escrito tanto sobre el tema y porqué algunas veces perdemos la paciencia. Y es que una cosa es la teoría y otra…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s